Así se vivió la final de la 3ª Copa de España de Aguas Abiertas

Ana Martínez Coll, CN Radikal Swim

El pasado fin de semana se disputó en Benidorm la final de la 3ª Copa de España de Aguas Abiertas, donde se aglutinaron algunos de los mejores nadadores de nuestro país. Entre ellos se encontraba Ana Martínez Coll, mallorquina y nadadora de CN Radikal Swim, que nos cuenta en primera persona su experiencia y la dureza de este tipo de competiciones.

Mi tercera final en la Copa de España, voy muy bien clasificada, puedo optar a medalla. En Benidorm se decide todo, y voy a darlo todo. Allí me encuentro con caras conocidas, los hermano Iban y Javi Cardona (mi antiguo entrenador) que vienen de Ibiza. Perales y Yolanda, dos masters, que son una pasada.

Llega la hora del breafing, explican hora y lugar de cada travesía, la de 5,5km es la mía, final de la Copa. El responsable de la Selección Nacional, nos da las gracias por participar. Terminada la reunión todo el mundo a cenar y a descansar, mañana hay que madrugar.

Llega el día de la gran prueba, desayuno, recojo todas mis cosas y me voy con mis padres hacia la playa del Mal Pas. Una vez allí me empiezo a preparar, fastskin, chip, protector anti medusas por si acaso (en el breafing no comentaron que fuéramos alerta).

Antes de subir al Ferry, (que nos llevará hasta la Isla de Benidorm, la salida será desde el agua), los jueces nos marcan como siempre nuestro dorsal, hombros, brazos, manos… esta vez llevo el 173.

Empiezan las mariposas en el estomago, cuenta atrás y las ultimas explicaciones en el ferry por parte de la organización, “empezamos con fallos técnicos”. En el breafing nos habían explicado cómo pasar las boyas, TODAS A LA IZQUIERDA, MENOS LA VERDE A LA DERECHA, pero en el barco se nos dicen que hay dos boyas verdes ¡¿Cómo?! No entendemos nada, al final una a la derecha, pero en el mar habían dos, y yo me quedo sin saber porque estaba allí la otra…

Al llegar a la isla bajamos del barco y nos indican por dónde ir, una bajada escarpada de roca fina y afilada y algo resbaladiza, menos mal que nadie se hizo daño…íbamos descalzos. Nos vamos metiendo en el agua, la salida se dará entre dos barcos, y en el camino, la 1ª medusa…espero que no hayan más, pensé.
Muchos nervios, los de la selección Nacional tenían prisa por salir, les hicieron retroceder con los demás nadadores.

Suena la bocina y casi al mismo tiempo suelto un grito, por unos instantes no me pude mover, no sé cuantas medusas fueron, pero noté un calambrazo en la espalda y en el brazo derecho. No me lo podía creer, nada más empezar y picada por las medusas. Reuní fuerzas para avanzar, pero me saltaban las lágrimas.

A pesar de todo, del dolor y las molestias, estaba con los primeros, iba perfecta, no sé de dónde saqué fuerzas. De repente a mi alrededor la gente comenzó a chillar, la isla estaba llena de medusas. Logré rodear toda la isla y encarar la recta hacia la playa, casi unos 3km. Pero de repente, comencé a no sentir el brazo y con el dolor añadido no tuve más remedio que retirarme de la competición.

Me dolió mucho más tener que retirarme que el dolor y las marcas que tengo aún. Y es que iba muy igualada a puntos, y podium tenia asegurado…solo tenía que entrar en meta.

Finalmente quedo 4ª en la Copa de España, gracias a que había hecho la etapa Plus y tres travesías más.

No siempre todo tiene un final feliz. Este texto lo he escrito con lágrimas… pero mi temporada ha sido buena y lo que sí sé es que volveré la próxima con más fuerza y con algo más de experiencia. Me queda mucho por aprender.

 

Ana Martínez Coll

CN Radikal Swim

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*