Tecnología: swimming apps.

Iván Peralta Santana, ingeniero informático fundador de Swimmit

La verdad es que cuando el equipo Revista Open Swim me sugirió dedicar esta artículo a las aplicaciones de natación, no sabía muy bien como orientar el artículo, por varios motivos. En primer lugar la complejidad propia de nuestra disciplina, algunos de nosotros nadamos con dispositivo, otros cuentan piscinas, otros se dejan llevar, otros forman parte de grupos de entreno, y son los entrenadores los que tienen el control de la cada sesión, o grupos semi-presenciales de entreno, en los que recibes la planificación totalmente online y el nadador la sigue por su cuenta, o te descargas una planificación y vas por tu cuenta. Resulta complejo pensar en una solución que aglutine todas estos diferentes escenarios.

Personalmente, tengo que reconocer que no hay nada como la dinámica de grupo, que te lidere un entrenador, y nadar con compañeros, que te expriman, que te exijan porqué te van tocando los pies, que te releven. Es la mejor manera de avanzar. Creo que tenemos la suerte de que hayan cada vez más y mejores opciones para poder formar parte de un grupo de entrenamiento.

Aún así, pese a que la natación es un deporte de adopción masiva (en la última versión (2015) de la encuesta de hábitos deportivos en España la natación aparecía como segunda actividad con un 38,5% de adopción, justo por detrás del ciclismo con un 38,7%) la mayoría de gente no tiene, ni le importa, tener un registro de su actividad.

Y la parte de interacción en tiempo real, como hablamos en la primera entrega en la revista en papel, tiene retos mayores en nuestro medio.

Quizá ese sea el principal motivo por el cuál los grandes dominadores tecnológicos, en el ámbito de la movilidad, han ignorado en gran medida a nuestro deporte.

  • Podemos mencionar por ejemplo cómo Strava se inició con una clara vocación al ciclismo, y posteriormente dio cabida al running, pero en el caso de la natación, pese a que puedes analizar tus actividades generadas con dispositivos externos (Garmin, Polar, Suunto …) no existen retos, segmentos, rankings como sí sucede para ciclismo o running.
  • Una situación similar podemos observar con los RunKeeper, Runtastic, Endomondo, por mencionar algunas de las muchas existentes en el segmento de running, puedes observar tus actividades, pero no tienen una orientación al nadador, los indicadores que usan no son los propios que usamos en general los nadadores – al menos los más freaks –.
  • También me gustaría mencionar a TrainingPeaks, el líder del mercado en la gestión entrenador/atleta. En este caso, sí que ofrece gestión específica para nadadores, pero de nuevo sigue siendo secundario y su principal funcionalidad está orientada a ciclismo y running. Pese a todo, es una gran herramienta, que tuvo su origen cómo producto de escritorio o web, pero que se va afianzando poco a poco en el ámbito móvil.

Dicho lo cual, algunos productos sí que tenemos, así que vamos a profundizar entre las diferentes opciones existentes. Sería estupendo poder recibir las herramientas que usáis vosotros, esperamos vuestras aportaciones.

SwimIO

El equipo de producto que originalmente fundara splashpath, y que posteriormente se incorporara durante los últimos cuatro años a Speedo bajo la marca SpeedoFIT, vuelve a iniciar su andadura independiente, en esta ocasión como SwimIO.

SwimIO pertenece a la categoría de aplicaciones que permite un registro manual de las nadadas. Y en sus últimas versiones permiten también la sincronización de sesiones usando Apple Watch.

Su adopción a nivel mundial es destacable, con una base de usuarios de 350.000 con más de 2M de sesiones y 3B de kilómetros registrados.

Pese a que no soy muy fan del registro manual de tus actividades, realmente SwimIO ofrece una gran solución, desde una perspectiva de facilidad de uso. Permitiendo al usuario introducir la mínima información, o bien accediendo a opciones más complejas para los más exigentes.

Otra de las funcionalidades ofrecidas por SwimIO, son los retos, puedes acumular distancia de tus entrenos, para completar objetivos semanales, o bien para cubrir la distancia de un reto de “aguas abiertas”, desde el lago Serpentine (3.5km) a la vuelta a Tahiti (180km) por mencionar algunos ejemplos.

MySwimPro

Es otra de las herramientas destacadas en el segmento. También, hasta ahora, el registro de actividad es manual. También recientemente han incorporado Apple Watch en sus últimas versiones, para automatizar el registro de sesiones.

Su fundador Fares Ksebati, nos explicaba estos días que esperan poder ofrecer para final de año la integración con Garmin para la automatización de las sesiones, y también el registro de actividad con dispositivos Android Wear.

Quizá hay que decir que MySwimPro no tiene una interfaz de registro con la facilidad de SwimIO, pero incluye otros puntos destacables.

Así por ejemplo, dispone de cientos de entrenos prediseñados, y vídeos de con consejos técnicos para los diferentes estilos. O sistema de resumen estadístico de los entrenos acumulados (funcionalidad de pago).

Swim.com

Swim.com seguramente ha sido una de las iniciativas más ambiciosas que se han lanzado al mercado en los últimos años. Esta iniciativa pertenece a la compañía Spiraledge, Inc. También propietaria de SwimOutlet.com

El enfoque de Swim.com es precisamente el contrario a las iniciativas anteriores, aunque permite el registro manual de actividad, es una iniciativa que ha intentado desde fases iniciales, dar soporte a tantos dispositivos como fuera posible: Garmin, Polar, Poolmate, Peeble, FINIS, Nixon, Apple Watch, Android Wear…

En algunos casos, como sucede por ejemplo con Garmin, debes subir tus sesiones a Garmin, y posteriormente descargarlo en tu cuenta de Swim.com.

Swim.com también incluye un registro de clubs, y de nadadores, y quizá, a diferencia de los demás, busca el enfoque Strava, de records, rankings y segmentos.

Cada club, o instalación, tiene su ranking con el mejor tiempo para una distancia concreta, o el entreno de mayor distancia, de mayor duración… Siendo sinceros, está lejos de lo que ofrece Strava, pero un paso más cerca que el resto sin lugar a dudas. También afecta a la diversión usando esta aplicación que la adopción en nuestro estado sigue siendo muy poco significativa, imagino que si 200 personas la usaran en la misma piscina donde entrenas tú, quizá sería más divertido.

Otras

En el mercado podréis encontrar muchas más aplicaciones con un enfoque similar: swim-trainer, swimsync, Commit Swimming, IKKOS Swim, MeetMobile pero creo sinceramente que no ofrecen nada destacable en relación al resto de presentadas anteriormente.

Aplicaciones propietarias

El resto de aplicaciones de las os voy a hablar están muy relacionadas con el dispositivo de registro de actividad que utilices.

El registro manual es muy limitado, dado que tienes distancia/tiempo, los más exigentes pueden introducir segmentos, pero un dispositivo te ofrece mucho más:

  • Distancia
  • Estilo
  • Tiempo sesión
  • Calorías
  • Para cada segmento (por ejemplo 400m, 200m …) así como para cada vuelta (25m o 50m)
    • Cadencia de brazada
    • Número de brazadas
    • Longitud de brazada
    • Ritmo (100m)
    • SWOLF (Medida de control de la eficiencia de tu brazada)
  • Algunos dispositivos identifican los descansos, e incluso permiten registrar los ejercicios técnicos (drills)

Como es lógico, si la sesión ha sido en aguas abiertas, además del track de la sesión, tienes básicamente la misma información, los segmentos pueden ser cada una cierta distancia preestablecida, para poder analizar posteriormente a partir de qué kilómetro nos entró la pájara.

En esta categoría tenemos diferentes alternativas: Garmin (Garmin Connect), Suunto (Movescount), FINIS (Finis Live), Polar (Polar BEAT)

Quizá FINIS merezca un trato diferencial, en primer lugar por qué se trata de un producto diseñado por y para nadadores, además es un producto pensado para entrenamientos en piscina, y no en aguas abiertas. Es una lástima que no esté recibiendo las mejores valoraciones con su último producto, el SWIM SENSE, pero estamos convencidos de que su buen trabajo dará grandes frutos.

Hay productos específicos también dentro de las grandes marcas, quizá el más destacable sea el Garmin Swim, una verdadera joya, también específico para natación indoor.

Volviendo a las tres principales marcas: Garmin, Suunto y Polar, uno de los grandes problemas para nuestra disciplina entre otras, es que las políticas de acceso a los datos de los usuarios son muy restrictivas. Así por ejemplo Garmin solicita una licencia de 5.000€ para poder formar parte de su red de desarrolladores, un coste prohibitivo cuando estás analizando si tu iniciativa puede aportar valor a los usuarios.

Futuro

En mercados de mayor interés económico, ya hemos visto como las apuestas orientadas a desarrolladores han sido ganadoras. Podemos echar la vista atrás y ver dónde estaban compañías de telefonía cómo Sony-Ericsson o Nokia y dónde están ahora con respecto a Apple y Google.

Estamos viendo una lucha similar por el control de las viviendas o de los coches, dónde algunas grandes compañías han querido cerrar sus sistemas embarcados, limitando el acceso a desarrolladores. Y han visto como los sistemas embarcados de Apple y Google les adelantaban sin parpadear.

Mi impresión es que vamos a ver un escenario muy similar en los dispositivos de entretenimiento, pese a que los grandes dominantes ahora tienen cierta ventaja, por qué sus dispositivos son específicos, cada vez la diferencia tecnológica es menor entre ellos y los Apple Watch o Android Wear.

Creo sinceramente que habría sido mejor estrategia abrir sus entornos para que desarrolladores pudieran crear servicios/soluciones sobre sus sistemas, el que posee los datos posee el conocimiento.

Pero el tiempo dará y quitará razones.

Felices brazadas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*