El nadador Pep Vivas se prepara para cruzar el Canal de la Mancha este fin de semana

Foto: vista aérea del Canal de la Mancha

El nadador de aguas abiertas de Puigcerdà (Girona) Pep Vivas se prepara estos días para cruzar el Canal de la Mancha el próximo sábado, 29 de julio, en un reto que tiene como objetivo recaudar fondos para la lucha contra el cáncer infantil. La travesía es de unos 40 kilómetros aproximadamente, lo que le supondrá a Vivas unas 14 horas nadando. Vivas entregará todos los fondos recaudados a través de la campaña “Cerdanya, a-braça’m. English Channel 2017” a la Asociación contra el Rabdomiosarcoma, que tiene en marcha un proyecto de investigación del cáncer infantil en el Hospital Sant Joan de Déu, gracias al apoyo de muchas personas y de la Fundación Leo Messi.

La principal dificultad de la travesía del Canal de la Mancha, a parte de la distancia, es la temperatura del agua, que se encuentra a unos 16-18 grados. Según la Channel Swimmimg Association -la entidad oficial que acredita los nadadores que cruzan el Canal desde el año 1875, en lo que va de año tan sólo 26 personas han conseguido cruzar el Canal (mientras que 10 han tenido que abandonar la travesía) y la última vez que lo hizo un español fue el año 2014.

Para el reto del próximo sábado, Vivas ha tenido que entrenar principalmente la aclimatación y la resistencia, y, en los últimos ocho meses, ha nadado 1.200 kilómetros, a menudo por la noche y sin neopreno. En su trayectoria como nadador, destacan las travesías de aguas abiertas Formentera (Es Pujols) -Ibiza (Sta. Eularia des Riu) de 32 Km, en 2013, o Rosas-Islas Medes, 27 km, en 2014. Además, Vivas fue subcampeón de España y de Cataluña de 1.500 metros libres, entre los años 1983 y 1986 y ha participado en todo tipo de retos deportivos solidarios en beneficio de entidades sociales y ONG.

El Rabdomiosarcoma o “cáncer del desarrollo” es una enfermedad rara que afecta mayoritariamente a niños y para la que no hay tratamiento en caso de recaída. Es el cáncer más frecuente de las conocidas como “partes blandas” y se origina normalmente en los músculos. Lo suelen padecer niños y adolescentes, aunque también se detecta en algunos adultos. Hoy, el cáncer infantil tiene unos índices de supervivencia del 80%. Dentro del 20% que no lo superan, se encuentran los enfermos del Rabdomiosarcoma, que presenta una mortalidad de prácticamente el 100% en el caso de recaída.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*