5 consejos (lógicos) para evitar sustos en el mar

Redacción

Somos muchos los nadadores de aguas abiertas que hoy en día ‘habitamos’ las playas. Y todos y cada uno de nosotros tenemos la responsabilidad de preocuparnos por conocer mínimamente el mar y sobre todo la zona en la que nadamos habitualmente.

Estos consejos te ayudarán a evitar sustos:

  1. Si no conoces la zona en la que vas a nadar, antes de entrar al agua, observa las olas y comprueba hacia dónde va la corriente.
  2. Respeta el color de las banderas, y ten sentido común.
  3. No nades solo. Si lo haces, lleva siempre una boya de seguridad y en la medida de lo posible informa al socorrista de turno (si lo hay) de hacia adónde vas a nadar.
  4. Si vas a nadar en invierno, asegúrate de estar bien preparado para el frío. La hipotermia llega sin previo aviso.
  5. Si la corriente te arrastra y no puedes llegar a la playa, calma. No gastes tus energías intentando nadar contracorriente. Déjate llevar sin perder de vista la línea de la costa y sin dejar de observar los cambios en la corriente para saber cuándo empezar a nadar. Cuando notes que se va debilitando, empieza a nadar en paralelo a la playa unos metros para salir del flujo principal. En cuanto empieces a notar que has salido de la corriente, ya puedes nadar hacia la orilla. Ahí no vas a encontrar resistencia, y también puedes ir aprovechando las olas entrantes que van hacia la playa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*