Travesía solidaria de los ‘Madswimmers’, en el Mar Muerto

Redacción

El pasado mes de noviembre, un grupo de nadadores sudafricanos, llamados Madswimmer, consiguieron nadar sin neopreno en el lago más elevado del mundo, en el Monte Ojos del Salado (Chile), a 6400 metros por encima del nivel del mar. La “Ojos Swim” fue la primera parte de un reto llamado Hi/Low Challenge, que tenía como objetivo nadar en el punto más elevado posible del planeta y en el más bajo.

Ahora, a estos “nadadores locos” les ha llegado el momento de cumplir la segunda parte de su reto. El próximo 15 de noviembre intentarán nadar en el Mar Muerto, situado entre Jordania e Israel, a 423 metros por debajo del nivel del mar.

Una travesía de 16km, no exenta de riesgos. A 30ºC y con un elevadísimo contenido en sal, 10 veces más que cualquier océano, el agua del Mar Muerto puede llegar a causar envenenamiento por sodio si se traga y ceguera si se mete en los ojos. Por ello se tratará de un nado extremadamente técnico, en el que los 35 nadadores participantes tendrán que llevar máscaras de snorkell para poder completar el reto.

El equipo, formado por nadadores de todo el mundo, realizará la travesía en beneficio de niños africanos en riesgo de exclusión, y para llamar la atención sobre la degradación del Mar Muerto, que año tras año va bajando de nivel.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*