Cuando nadar en aguas abiertas no es suficiente

Redacción

Foto: Red Bull

Muchos de nosotros nos contentamos con la simple idea de enfrentarnos a varios kilómetros nadando en aguas abiertas. Sin embargo, los deportistas amateurs cada vez somos más exigentes, y demandamos nuevos retos que desafíen nuestra fortaleza física y mental.

Así es como llega este año a España el Swimrun, una disciplina extrema, nacida hace diez años en Suecia, que combina tramos de natación en aguas abiertas y tramos de trailrun. Una modalidad deportiva que se practica en parejas, con la dificultad añadida de que los participantes deben, en todo momento, llevar un equipamiento obligatorio, y seguramente nada cómodo, que consta de:

  • Vendas de compresión impermeables.
  • Neopreno Swimrun
  • Brújula
  • Mapa impermeable (proporcionado por la organización)
  • Silbato (uno por persona)
  • Gorro-dorsal
  • Calcomanía-dorsal
  • Xip+geolocalizador (proporcionado por la organización)

Además se recomienda el uso de:

  • Camelback
  • Cuerda/goma para mantenerse unido a la pareja
  • Avituallamiento
  • Libro de ruta calcomanía

Dos de las pruebas que se celebran este año en nuestro país son la Swimrun Costa Brava y la Swimrun Barcelona Coast de Neda el Món. Ambas con diversas distancias y niveles de dificultad.

Pero a quien no le vaya la larga distancia o el hecho combinar tramos de nadar y tramos de correr, quizás le interese esta otra propuesta: la Red Bull Neptune Steps. Una travesía nacida el año pasado en Glasgow, que se presenta como una de las competiciones a nado más duras del Reino Unido. En este caso se trata de nadar corriente arriba, a lo largo de un canal escocés y….de escalar obstáculos! Aquí podéis ver una muestra de esta locura de travesía, que se vuelve a celebrar por segundo año consecutivo el próximo 9 de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*